SUPERCOPA DE EUROPA: REAL MADRID 2-4 ATLÉTICO DE MADRID 
El Atlético del Cholo Simeone es Supercampeón de Europa y se da el gusto ante el Real Madrid

Por @JonyFabbian

El placer de unos pocos lo consiguió el equipo dirigido por Diego Simeone: vencer en un partido por título internacional al poderoso Real Madrid. Una gesta que sucedió por última vez hace 18 años cuando el Boca de Bianchi venció al poderoso de Europa en la final de la Copa Intercontinental 2000. Hoy el campeón de la Europa League venció al de la Champions con un doblete de Diego Costa, más los goles de Saúl y Koke en tiempo suplementario, para lograr su tercera estrella de supercopa igualando al Liverpool. “Hoy hay que disfrutar, sin duda. Cuando nos toca perder, sufrimos, lloramos, nos enojamos, nos encerramos…”, aseveró el Cholo tras vencer en una final de Europa a los merengues, luego de las dos finales perdidas en Champions (2014 y 2016).

El Atlético de Madrid arrancó con todo y a los 49 segundos Diego Costa abrió el partido tras superar a Sergio Ramos y Raphaël Varane controlando dos veces de cabeza, para convertir con un derechazo ante a Keylor Navas. Pero el Real Madrid no se cayó y fue dominando terreno hasta lograr el empate a los 29 minutos, cuando Gareth Bale con una gran corrida por derecha envió un precioso centro a la cabeza de Karim Benzema para igualar partido.

En el complemento, el ingreso de Luka Modric para el Real Madrid provocó más control de pelota y fue generando peligro para los colchoneros. Un centro de Toni Kroos a los 18 minutos desembocó en una mano de Juanfran dentro del área, y el capitán Sergio Ramos cambió penal por gol para poner 2-1 arriba a los merengues. Pero un equipo dirigido por Simeone nunca se da por vencido y a diez minutos del final, una pelota recuperada por Juanfran en el lateral derecho, derivó en una inteligente jugada de Ángel Correa dentro del área para que Diego Costa empuje el 2-2 y llevé el partido al suplementario.

Sobré el sólido aspecto anímico de su equipo, Simeone describió: “No nos detenemos a pensar en lo que estamos haciendo. En lo emocional, el impacto fue muy bueno. El gol de Costa fue tremendo. Empataron, apareció el penal que nos puso en desventaja, pero luego el equipo mejoró y creció. A partir del 2-2 el equipo estuvo emocionalmente muy fuerte”.

En el alargue del partido, se observó a un Atlético de Madrid mucho más entero y con más ambición de victoria que los dirigidos por Julen Lopetegui. Y el Atleti liquidó el partido con una genial volea de Saúl a los 8 minutos y una buena definición de Koke a los 14′ del primer tiempo suplementario.

Fueron claves las decisiones desde el banco de suplentes al mando de Germán Burgos en el campo de juego y con Simeone en el palco, para las fuertes respuestas futbolísticas que consumaron la victoria colchonera. “Está claro que los cambios fueron muy buenos, nos dieron vitalidad, piernas: Vitolo, Correa, Thomas, generó potenciarnos. A partir del 2-2 el equipo creyó más en el partido y con el plantel que tenemos necesitamos esto: tener todos disponibles, preparados y si están todos bien tendremos más oportunidades”, reconoció orgulloso Simeone. Y agregó: “La fuerza desde mitad de cancha hacia adelante fue determinante en el final del partido. Cuando se hizo el cambio de Thomas muchos se preguntarán qué hacíamos. Pero juega ahí en su selección. El cambio fue oportuno, generó fuerza, reacción y un equipo compacto, y que cada vez que atacaba olía a gol”.

Por su parte, el Mono Burgos destacó: “El sentimiento fue que queríamos ganar. A los jugadores les dije: ‘les empatamos y ahora hay que ganarles’. No sólo contra el Real Madrid, el sentimiento es el de ganar siempre”.

Con el sentimiento ganador que ya es marca registrada en la plantilla de Diego Simeone, que se pudo sacar la espina de vencer a su clásico en un partido por título europeo. Aunque, como destaca el Cholo, ya había vencido en dos finales españolas: “De las cinco finales contra el Madrid, dos fueron nacionales y tres internacionales. De las cinco ganamos en tres. Las de Champions no pudimos ganarles. No vamos a cambiar nada. Una victoria no va a generar en nuestro cuerpo algo diferente a lo que sentimos en esos años”.

El entrenador no evita reconocer lo duro de las finales de Champions perdidas, pero remarca con énfasis como trabajan para seguir creciendo en senda victoriosa: “Atrás del resultado hay un trabajo del club… Jugadores que llegan… Había que tener mucha energía después de dos finales perdidas. Y ahora sólo tenemos que pensar que hemos hecho un gran partido, que salimos campeones, pero en el fútbol la vida se mira por el último partido. Y ahora ya pensamos en el Valencia”.

El capitán Diego Godin levantó la Supercopa de Europa en Tallin. Y ahora los del Cholo encaran con el pie derecho una temporada en la que sueñan volver a jugar una final de Champions, que como marca en el calendario establecido, se define en el Wanda Metropolitano, el nuevo estadio del Atlético de Madrid. Y el sueño colchonero, es poder estar definiendo otro título de Europa, pero esta vez en casa. Para eso se prepara el supercampeón europeo.

SÍNTESIS

SUPERCOPA DE EUROPA (16-08-2018)

Real Madrid (2): Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro (Dani Ceballos, m. 76), Kroos (Borja Mayoral, m. 102); Isco (Lucas Vázquez, m. 83), Marco Asensio (Modric, m. 57), Bale; y Benzema. DT: Julen Lopetegui.

Atlético de Madrid (4): Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Lucas; Lemar (Thomas, m. 90), Rodri (Vitolo, m. 71), Saúl, Koke; Griezmann (Correa, m. 57) y Diego Costa (Giménez, m. 108). DT: Diego Simeone.

Goles: 0-1, m. 1: Diego Costa, un derechazo con poco ángulo dentro del área. 1-1, m. 27: Benzema cabecea un centro desde la banda derecha de Bale. 2-1, m. 62: Sergio Ramos, de penal. 2-2, m. 78: Diego Costa remata un centro de Correa. 2-3, m. 98: Saúl, con una volea de izquierda. 2-4, m. 104: Koke, tras asistencia de Vitolo.

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia).

Amonestados: Marco Asensio (m. 35), Marcelo (m. 54) y Dani Ceballos (m. 91+), por el Real Madrid, y a Correa (m. 60) y Diego Costa (m. 61), por el Atlético de Madrid.

Estadio: Lillekula de Tallin ante unos 13.000 espectadores.