Te voy a extrañar Diego… ¡Siempre!

Créeme que te voy a extrañar Diego. Pero no hay que ser egoísta. Viviste 10 vidas en 60 años. Fuiste muy feliz y también sufriste mucho. Hiciste feliz a millones y millones, pero esos millones reunidos no podíamos hacer una décima parte de lo que vos nos regalaste solo por asumir ser DIEGO MARADONA.

No sé si era justo que sigas transitando como un terrenal más. Físicamente era hora de terminar. Emocionalmente vas a estar más vivo que siempre. El mito, la leyenda y la inmortalidad maradoniana acaba de nacer y continuará el resto de la humanidad. Aristóteles, Socrates y Alejandro Magno, hicieron menos que vos y quedaron por siempre. Pero Maradona será el más eterno de todos.

Esa vida tan intensa, tan mágica y también agobiante paró. Ahora te toca disfrutar sacándote la duda de ver como te ama un planeta. Porque hasta dudaste de eso de tan grande que sos. Tenias la soberbia por ser Maradona, pero también ni te imaginabas lo que era Maradona. Solo un genio como vos, podía asumir esa grandeza y al mismo tiempo desconocerla. Exigías por ser Maradona, pero más te exigías a vos por ser EL DIEGO DE LA GENTE.

Regalaste emociones y felicidad. Repito que te voy a extrañar.

Todavía casi no lloré, aunque estoy esperando ese momento para aceptarlo. Porque sé que quisiera ver a Diego para siempre, gambeteando por toda la eternidad. Y al menos en la parte terrenal que me toca, sé que no lo veré más. Cuando digo gambeteando, no es solo con la pelota, es con la cabeza y es con esa luz maradoniana. Se fue la parte más importante de mi vida periodística. No tengo dudas. Ahora comienza otra. Te voy a extrañar Diego. Y eso que no fui lo suficiente cercano. Pero agradezco haberte cruzado en diferentes países y vivir los momentos mágicos por estar en la era de Diego.

El abrazo del que no hay foto es el recuerdo más enorme y más perfecto. Gracias a vos saqué el pecho por ser argentino en cualquier lado. Gracias a vos lloré de emoción. Gracias a vos sé lo que es ser argentino de pura cepa. Gracias a vos entendí la pasión. Gracias a vos fui más pícaro. Gracias a vos conocí una adrenalina distinta. Y Gracias a vos me temblaron las piernas. Te voy a extrañar Diego. Y siempre.

La clasificación al mundial de Sudáfrica estaba complicada. En la noche lluviosa del 10 de octubre de 2009, en plena conferencia, Maradona respondió a quien suscribe una frase inmortal: “EL BARBA SE PASEÓ POR EL MONUMENTAL”
Sellada la clasificación en el Centenario de Montevideo.
Argentina 1-0 Uruguay (Gol de Mario Bolatti)
Los napolitanos solo tenían buena relación con los romanos en Italia, pero luego de ser silbado el himno argentino en la final jugada en Roma, los del sur se enfrentaron para siempre con los de la capital italiana. Acá un taxista en pleno Napoles explicando que su hija cuando era pequeña pensaba que Diego era un hermano que había muerto, porque cada vez que veía imágenes de Maradona, lloraba de la emoción.
En septiembre de 2014 se jugaba en Roma el “Partido de la Paz”, donde asistí al previo encuentro en el Vaticano de Maradona y el Papa Francisco. Por entonces un Diego por salir me respondió : “DOS POTENCIAS SE JUNTARON”, y fue una frase que recorrió el mundo. Le había preguntado: “Diego, ¿cómo definís el lazo Maradona-Francisco”? Y Diego me regaló esa respuesta. Una tarde romana inolvidable.
LONDRES.- En un salón exclusivo para jugadores, ex jugadores y acompañantes aguardando la premiación “THE BEST”, Maradona está por salir de dicho VIP y se topa con Carlo Ancelloti y Massimiliano Allegri, ambos rivales en la época que Diego estaba en el Napoli. Le piden una foto y Diego, mientras posa, los empieza cargar en italiano: “Dale, dale… que vos primero primero ibas a la rodilla y luego a la pelota”, en referencia a un aguerrido Ancelotti en el mediocampo de Roma y Milán que lo enfrentó en su etapa en la Serie A. Diego continúa buscando la complicidad de Allegri: “Yo tenía miedo de hacerle mal a él (por Ancelloti), porque iba mal, yo lo esquivaba y podía caer mal al piso”.
Allegri da letra y le comenta que para cuidarse tenía que tener menos la pelota, a lo que Diego responde con otra salida maradoniana: “¡Nooo!, un día le digo a Renica `¿Qué haces con la pelota vos? ¡Dámela a mí, dámela a mí! Vos podes patear a 50 metros, yo voy tocando y los hago jugar’, pero Renica no podía tenerla mucho tiempo”, cierra provocando un llanto de risas. Imperdible momento en la intimidad del Teatro Palladium de Londres.
Una tarde el “El Bosque de La Plata”, mostrando los sentimientos y a Diego como entrenador de Gimnasia y Esgrima de La Plata. (Octubre 2019)
Cuando Diego tuvo el gesto de sacarse una foto con mi nota:
http://mundialdefondo.com/2020/06/maradona-gol-a-los-ingleses/
Recordando con una sonrisa al argentino más grande de la historia para la televisión española.