BRASIL 3 – CROACIA 1

SIN ERRORES

En el partido inaugural de Brasil 2014, la FIFA no se equivocó en la elección del árbitro, el japonés Yuichi Nishimura. Brasil ganó 3-1 y festejó en casa el comienzo del Mundial. El juez del partido estuvo acorde para que la fiesta comience como corresponde. Croacia con un gran primer tiempo puso en riesgo en varias ocasiones al dueño del circo mundialista.

A los 6´del primer tiempo el balde de agua fría cayó en Itaquera, cuando Croacia enmudeció al Arena Corinthians tras una jugada bien armada en mitad de cancha por Luca Modric (un jugador con mucho estilo), quien abrió para que Ivica Olic utilice su velocidad por izquierda y tire un certero buscapies a media altura, Nikic Jelevic (el 9 que reemplazó a Manzukic) la tocó y Marcelo la desvió a la red de su propio arquero. Croacia 1- Brasil 0.

Croacia continuó siendo el equipo con más precisión a la hora de asistir y con un contragolpe rápido y dañino. Tal es así, que a los 20´ Jelavic cabeceó uno de los tantos centros de contra veloz croata, y la pelota pasó cerquita del palo derecho de Julio César. Era el 2 – 0, pero… terminó en 1-1. En la jugada siguiente, el contragolpe eficaz ahora fue de la verde amarela con Neymar en mitad de campo gambeteando croatas como postes y desde afuera del área puso un fino zurdazo por el suelo en la red de Pletikoza. La bola pegó en el palo izquierdo del arquero y entró. Ahora sí, el ruido aparecía en San Pablo. Mientras pero la pasaba Brasil, golpeó en el momento justo.

El primer tiempo fue por demás atractivo, jugadas de ambos lados, con un Croacia administrando muy bien el juego y sus momentos gracias a los pies de Ivan Rakitic, el otro distinto en en los rojiblancos. Rakitic. Modric y Olic fueron los culpables para hacer tambalear a Brasil en casa. Kovacic, el enganche del Inter, no aportó tanto pese a ser un futbolista de calidad. El primer tiempo se fue en pardas, pero la sensación era que los europeos fueron un poco más. Un poco. Los dos equipos protagonizaron un vibrante primer tiempo.

Todo cambió en el complemento, bajó el nivel de juego y no había claridad de cómo destrabar el empate. Brasil tuvo ataques poco claros, parecía que no se animaba tanto. Para destrabar la igualdad, había un actor de reparto (no tan de reparto) quién sería fundamental. Fred cayó en el área croata por un soplido de defensor Dejan Lovren y apreció la figura del partido: Yuichi Nishimura. El árbitro japonés cobró penal, un Neymar no muy seguro pateó, Pletikoza la tocó pero no alcanzó, y a los 25´ Brasil ganaba 2-1.

Así las cosas, los de Felipao no llegaron más al área contraria, se resguardaron atrás y Croacia fue en busca del empate. Ya los 38´apareció otra vez the men of the match: Nishimura. Esta vez el árbitro acusó a Olic cargar sobre Julio César cuando solo saltó a cabecear y anuló una jugada que culimnaba en gol de Perisic.

Los europeos siguieron en busca del empate hasta el final. Por actitud y convicción de ir al frente lo merecieron. A los 41’ Luca Modric remató fuera del área, la bola se desvió en Rebic y Julio César tuvo que tirarse en velocidad para sacarla abajo, contra su palo derecho. Fue Julio César, quien volvió a salvar al Scratch al minuto final, tras tapar un potente remate de Perisic. Rebote nació la contra q los 30 segundos del tiempo adicional que culminó en un golazo con cara interna de Oscar que puso el 3-1 y el partido quedó sellado. Brasil 3- Croacia 1. Un encuentro que tuvo las emociones correspondientes para ser el principio de un Mundial. La fiesta estaba asegurada y el árbitro japonés fue el indicado para dirigir la celebración.

Con un árbitro como Nishimura, difícil será que haya una sorpresa en Brasil 2014 como indica Ghiggia. Más probable que la fiesta termine en circo como indica Niko Kovac. Aunque la carta ganadora la tiene Felipao con un team veloz que sabe aprovechar de un buen maestro de ceremonia como el japonés, que bien elegido estuvo para no fallar. Sin errores.


BRASIL 3 – CROACIA 1

BRASIL: 1 Julio César (7); 2 Dani Alves (4), 3 Thiago Silva (6), 4 David Luiz (7) y 6 Marcelo (6); 8 Paulinho (6) y 17 Luis Gustavo (5); 11 Oscar (8), 10 Neymar (8) y 7 Hulk (5); 9 Fred (4). DT: Luiz Felipe Scolari.

CROACIA:
 1 Pletikosa (6); 11 Srna (6), 5 Corluka (5), 6 Lovren (4) y 2 Vrsaljkd (6); 10 Modric (8) y 7 Rakitic (7); 4 Perisic (6), 20 Kovacic (4) y 18 Olic (7); 9 Jelavic (6). DT: Niko Kovac.


Goles: en el primer tiempo, 10’ Marcelo en contra, 28’ Neymar; en el segundo tiempo, 22’ Neymar de penal, 45’ Oscar.
Cambios: ST 14’ 14 Brozovic (5) por 20 Kovacic, 17’ 18 Hernanes por 8 Paulinho, 21’ 20 Bernard por 7 Hulk, 31’ 16 Rebic por 9 Jelavic, 42’ Ramires por Neymar.
Estadio: Arena Corinthians.
Árbitro: Yuichi Nishimura, de Japón (2).
Publico: 62.100 espectadores.