Olympique Lyon campeón Champions League Femenina 
Soledad Jaimes: “Es un orgullo ser futbolista argentina, venir a jugar a Europa y ganar los tres campeonatos”

Por @JonyFabbian

DESDE BUDAPEST.- La final femenina de la Champions League repitió al club ganador por cuarta vez consecutiva. El Olympique Lyon hizo historia en el fútbol europeo este sábado al aplastar al Barcelona por 4-1 y lograr la sexta corona continental en sus vitrinas. Historia que registrará el nombre de una mujer argentina: la entrerriana Soledad Jaimes, quien se convirtió en la primera jugadora nacional en levantar el título más importante del mundo a nivel clubes.

De Nogoyá a levantar la Champions League con el Olympique Lyon en Budapest. A una hora de finalizada la consagración y con una sonrisa dibujada en su rostro, Soledad se toma el tiempo para un diálogo íntimo con Mundial De Fondo en la platea vacía del Ferencváros Stadium de la capital de Hungría, ya sin las 20 mil personas que se habían deleitado con la goleada del Olympique. “Es un orgullo ser futbolista argentina, venir a jugar a Europa y ganar los tres campeonatos. No tengo palabras, no lo puedo describir. No sé que decirte. Es todo felicidad”, lo primero que expresa entre tanta alegría.

Brasil fue su primer gran salto. Pasó cuatro años de crecimiento en una liga competitiva, donde en 2017 recibió el Balón de Plata por ser goleadora del torneo con 18 goles en 19 partidos, mientras su equipo Santos fue campeón. Pero lo que vive actualmente en Francia es el paraíso del profesionalismo. Recaló el último enero en el club donde hizo triplete en menos de seis meses al gritar campeón en la Liga, la Copa y la Champions. Integra un plantel con delanteras como la flamante primera Balón de Oro en 2018, la noruega Ada Hergerberg -hizo tres goles en la final- y la fenomenal francesa Eugéne Le Sommer que superó los 250 goles en su trayectoria. Si bien la argentina no acumuló minutos en la Champions, ya debutó en la red en el torneo francés y se siente honrada de compartir entrenamientos con tantas figuras.

– ¿Cómo evalúas este momento de tu carrera en un fútbol tan profesional como el europeo?

– En términos de fútbol femenino aquí es completamente diferente a todo lo que había experimentado. Por lo que yo vivo acá en el club, la dan tanta relevancia como al fútbol masculino. Casi no hay diferencia en el trato. Obviamente sí en el aspecto salarial, pero en estructura es igual: masculino o femenino se trata de la misma forma.

– ¿Y notás el avance del fútbol femenino a nivel mundial?

– La visibilidad ha aumentado, pienso que en Europa se tenía hace mucho tiempo. Cuando estaba jugando en Brasil, allí era mucho más popular que en toda Sudamérica. Pienso que Argentina está lejos, recién este año salió la profesionalización del fútbol y es un buen comienzo. Ahora viene el Mundial femenino, que también pienso tendrá más visibilidad en nuestro país y es algo positivo: que el fútbol femenino tienda a crecer.

– Se te ve muy alegre en cada festejo de los tres títulos con tus compañeras, más allá de no tener los minutos en campo que estabas acostumbrada…

– En Olympique Lyon estoy súper feliz. Me siento parte del grupo, hace poco tiempo que llegué y tampoco pretendo mucho tan rápido. Veo las monstruas que tengo al lado, que es un orgullo solo entrenar con ellas y ser parte de este fantástico equipo. Ganar Campeonato, Copa de Liga y Champions League es un sueño. Poder compartir con enormes jugadoras, más allá de estar en el banco, es algo tan hermoso que no tengo palabras para describirlo.

– ¿Cómo es la adaptación entre tantas estrellas con otras costumbres?

– Son grandes personas y muy humildes. Todas las jugadoras me integraron fenomenal, intentaron que yo me adapte de la mejor manera, incluso por la dificultad del idioma. Hasta el día de hoy, aunque hace casi seis meses que estoy en Lyon, me es difícil el tema del francés. Trato de avanzar lo mejor posible, pero todo lleva un tiempo.

– ¿Extrañas más Argentina o tu calidad de vida profesional en Brasil?

– Estuve cuatro años en Brasil donde me sentí muy cómoda y me gustaba. Extraño mucho. Pero más extraño mi provincia, echo mucho de menos ir a Nogoyá. Cuando tengo días de vacaciones, yo no me voy a ningún otro lado. Solo a Nogoyá. ¡No hay otro lugar! (Remarca con una risa de añoranza hacia su pago entrerriano).

Esa triple corona que no pudieron lograr Messi, ni los argentinos del Ajax ni los del Tottenham que jugarán la final masculina de Champions… la conquistó una argentina en fútbol femenino: Soledad Jaimes. Al terminar los festejos en Budapest, se estará sumando al predio de Ezeiza con miras al Mundial Francia 2019: “Me siento feliz de estar convocada a la selección una vez más, ser parte del grupo e intentar que la selección llegue lo más alto que pueda y poder aportar mi cuota me hace muy feliz”.