FEDERICO MOLINARI EN JUEGOS OLIMPICOS LONDRES 2012

GIMNASIA HISTÓRICA EN LONDRES


El desempeño de Federico Molinari en gimnasia artística fue totalmente histórico por donde se lo mire. Aquí te vamos a dar las razones por las que en Londres 2012 se escribió una página más que dorada para la gimnasia argentina, con un repaso de la actuación del santafesino y la representante femenina Valeria Pereyra. Todo, más las dos entrevistas exclusivas realizadas al sanjorgense en pleno juego olímpico.


Por primera vez en Londres 2012 un gimnasta argentino es finalista en competencia olímpica, pero también es el primer hombre de nuestro país en clasificar a un evento de tal magnitud en los últimos 16 años. Federico Molinari es el nombre del protagonista.

Un poco de historia – En el rubro masculino por equipos (siete integrantes), Argentina sólo compitió una sola vez, en Londres 1948, donde finalizaron 14° entre los 15 equipos participantes. Individualmente, nuestro país tuvo solamente seis competidores olímpicos. Los anteriores fueron en Helsinki 1952, Roma 1960, Tokio 1964, Barcelona 1992 y Atlanta 1996; ninguno logró clasificar a la final. Por el lado de la gimnasia femenina, Argentina solo contó con cuatro mujeres que lograron estar, las anteriores lo hicieron en Barcelona 1992, Atlanta 1996 y Atenas 2004. En Atlanta, Melina Sirolli obtuvo el puesto 48° sobre un total de 92 gimnastas, por lo que hasta Londres 2012 había sido la mejor ubicación lograda en la etapa clasificatoria. 

Melina Sirolli – Atlanta 1996
En Londres 2012, la gimnasia artística argentina contó con dos representantes: Valeria Pereyra y Federico Molinari. Por el lado de las mujeres, Valeria logró clasificar con tan sólo 16 años, siendo así la atleta más joven de la delegación argentina. Finalizó la etapa clasificatoria en la posición 51° entre 60 gimnastas, con una puntuación de 49,798, a once puntos de la líder en esa ronda. Sus puntajes individuales fueron: 13,261 en barras paralelas – 10,651 en vigas – 12,600 en piso – 13,366 en salto del potro. Sin dudas, Valeria se fue de Londres con saldo positivo tras disputar sus primeros Juegos a tan corta edad: la experiencia acumulada en esta primera vez seguramente fue incalculable de cara al futuro.

En tanto, tuvimos el privilegio de cruzarnos con Federico Molinari en la zona comercial del Parque Olímpico días antes de su debut. Los argentinos rondando por allí lo paraban para pedirle fotos, y su campera celeste y blanca no dejaba duda alguna de quién se trataba. “Estoy muy concentrado en la competencia”, remarcó, y cómo si fuese una premonición nos adelantó con qué meta fue a Londres: “el objetivo es estar entre lo ocho primeros”. Objetivo más que cumplido para Federico. También habló sobre sus sensaciones en la previa, detalles de la organización, comodidades de la Villa y el trato entre los argentinos. Acá, la entrevista completa:
El cinco veces Campeón Argentino, doble Campeón Sudamericano, finalista en el Mundial de Londres 2009 y octavo en Anillas en la Copa del Mundo 2011, demostró que está para cosas grandes. Terminó séptimo entre 68 competidores en la ronda clasificatoria de anillas, con un puntaje de 15,333 logrando así algo inédito en la historia de la gimnasia de nuestro país: por primera vez un gimnasta argentino era finalista en un Juego Olímpico. Su rutina fue calificada de una dificultad de 6.700, con una ejecución de 8.633 y no tuvo ninguna penalidad.
La caída de Molinari en la recepción (final)

Doce días después. 10 de agosto, 14hs. Ese era el día. La final de Anillas en el North Greenwich Arena era el evento de la jornada. Tras una serie excelente sobre las anillas y haber marcado muy bien todas las posiciones de fuerza, tuvo una caída en la salida, lo que le descontó un punto completo. Su expresión en el rostro, al finalizar, lo dijo todo. De no haber sucedido esto, seguramente hubiera estado muy cerca de los 15,733 puntos del italiano Matteo Morandi, medalla de bronce. Federico se había planteado un puntaje de 15.600 como objetivo en la final, pero tras las rutinas de los ocho competidores, Molinari finalizó octavo con un puntaje final de 14,733. Su rutina fue calificada con una dificultad de 6.700 y con una ejecución de 8.033 y no sufrió ninguna penalización. Así, fue acreedor de un merecidísimo diploma olímpico. “Me la jugué a todo o nada y no se dió. Sabía que si no clavaba la salida no tenía posibilidades de pelear una medalla”, fue lo primero que dijo el santafesino ante la prensa.

Minutos después de su participación, Federico Molinari habló con Mundialdefondo sobre lo vivido en la final: “Realmente lo de hoy fue una apuesta a todo o nada, me la jugué a caer estático en la salida, a clavarla… no la pude clavar. Me la jugué y no se dio”. También nos dijo que había decidido quedarse en Londres hasta el final de los Juegos: “Ahora me transformo en hincha”
Mirá la entrevista completa:
“Sé que hice historia en la gimnasia argentina, soy el primer gimnasta de nuestro país en acceder a una final de un juego olímpico y me llevo un diploma, pero obviamente que en la final quería tener un buen resultado. Lo que me deja tranquilo es que sé que si mejoro la salida de mi rutina, tengo posibilidades de pelearle de igual a igual a cualquiera. Solamente hace 6 meses que me especialicé en este aparato y creo que si le dedico un año completo a mejorar algunas cosas puedo dar que hablar en el campeonato mundial de especialistas en el año 2013 en Bélgica”, fueron las palabras de un finalista olímpico y argentino: Federico Molinari.



@tamar_moz / @JonyFabbian